1:02:00 p. m.
0

La iniciativa que busca el financiamiento del 911, fue ampliamente debatida con las unidades de respuesta del país.
 
Durante dos años la Procuraduría, la Policía Nacional y Indotel debatieron el proyecto e hicieron sus observaciones.
 
La información la ofreció la viceministra de la Presidencia para Políticas de Transparencia Institucional, Xenia García. Fue entrevistada en el programa Hoy Mismo, que se transmite por el canal 9.
 
1 peso
En todos los países del mundo el 9-1-1 funciona igual. El Gobierno se hace cargo de los aportes iniciales para la implementación y desarrollo del sistema. Luego se crean fuentes de financiamiento para su sostenibilidad.
 
“Estamos proponiendo una tasa de 0.02 centavos de dólar. Eso es un peso dominicano. Esta es una tasa que la hemos tomado del modelo internacional que ha resultado exitoso. No nos hemos inventado nada nuevo”, expresó García.
 
No perjudica al ciudadano
El cargo no se aplica a las llamadas locales sino a las que se originan en el extranjero, es decir, que no afecta al ciudadano. Solo busca la sostenibilidad del sistema a través del financiamiento.
 
“El ciudadano dominicano no tiene forma de que sea perjudicado por esta tasa. Pero tampoco el usuario donde se origina la llamada y tampoco la compañía”, aseguró.
 
El costo lo absorbe el mayorista intermediario de las telecomunicaciones, afirmó.
 
Total control
El proyecto de ley de financiamiento del sistema 9-1-1 tiene cláusulas innovadoras. Entre estas, las antifraudes y de control de tráfico y transparencia.
 
“Es decir, que fortalecerá el sistema de las telecomunicaciones. Es control”.
 
Xenia García puntualizó que la pieza establece los mecanismos de cobro. En esta, los fondos se van a especializar a través de las cuentas del tesoro.
 
“Se hará lo antes posible, lo necesitamos, porque queremos expandir al sur. La gente quiere un 9-1-1 en el sur y otro en el este. Pero ahora el proyecto de ley va al Senado. Entonces tenemos que ver la suerte que corre”.
 
Satisfacción con el Sistema de Atención
El Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 es un avance para el país. Esto, en el ámbito de políticas sociales.
 
Desde su implementación hasta la fecha, ha ofrecido más de un millón de asistencias. El nivel de satisfacción del usuario es de un 90%.
 
“Estamos dando respuesta a un 50% de la población. Todos nosotros nos beneficiamos porque es un servicio gratuito e igualitario”.