11:28:00 a. m.
0

Marino Antonio del Villar es un sabio caficultor. 

Como muchos otros, siembra café en las lomas de Ocoa. 
Tiene conciencia ambiental. Sabe que quien siembra café resistente a la roya en la montaña gana tres veces: cosecha agua y dinero. Y van dos.

Y la tercera, que viene a ser una ganancia para todos los dominicanos y dominicanas: vida. Eso: vida.