11:19:00 p. m.
0

Por encima de los sinsabores por los que ha tenido que pasar a lo largo de su historia, el pueblo dominicano, inteligente y valiente, ha sabido conservar su humor y, por lo mismo, su salud mental.

Las Visitas Sorpresa son una cantera de decires más allá de las poses y que no se intimidan ante el poder porque lo saben suyo, a su servicio.

Están llenas del afecto lleno de sentido común y de alegría de quien recibe una buena noticia, rebosan de la gratitud entusiasta de gente que sabe lo que necesita y se salta las formas para agradecer a Danilo, a ese dominicano que tanto se parece a ellos mismos cuando los visita cada domingo. 

Danilo se ríe cuando le dicen: "Aunque usted sabe brincar" (el charquito), y "deme un abrazo Presidente para saber que no estoy soñando" (porque está usted hoy aquí entre nosotros).