7:41:00 p. m.
0

Don Negro llegó hace más de 30 años a Mano Juan, en isla Saona, como pescador, pero pronto descubrió que "negociar con tortuga" era muy rentable.

Así se convirtió en azote depredador de tortugas.
 
Años después, Un equipo de biólogos y conservacionistas visitó a Negro y lo sensibilizó para proteger y cuidar las tortugas marinas.  Hoy es su principal cuidador.
 
A la fecha ha custodiado y liberado 443 nidos de tortuga carey, 59 de tortuga verde y 14 de tinglar.
 
Tiene gracia y sentido vivir del mar sin tener que hacer "lo mal hecho."

Celebramos tener a don Negro de este lado junto a nuestras tortugas carey, verde y tinglar.
 
El gobierno dominicano, estimula y participa en la protección de nuestras tortugas marinas. Lo asume como un compromiso moral.